El empoderamiento de las mujeres cada vez es más notorio en nuestro entorno, pero ¿cuál es su causa?

 

Considero que mucho depende, de aquellas mujeres que están dejando atrás estereotipos, para dejar de ser  mujeres que solo se dedican a ser mamás o amas de casa o bien llamadas «mujeres sumisas» y ahora ser reconocidas por su trabajo profesional.

Sin embargo podemos tomar en cuenta que el ser mujeres les puede dar ventajas como desventajas, pero más ventajas que desventajas.

Podemos llegar a tener un sin fin de comentarios y nunca terminar de tener puntos de vista. 

Las mujeres en puestos directivos aumentan hasta un 20% las ganancias de las empresas La presencia de más mujeres en las altas esferas directivas mejora el desempeño de las empresas, aumentando hasta en un 20% su rentabilidad, además de acelerar la innovación y atraer a los profesionales con talento, revela un informe de la Organización Internacional del Trabajo publicado este miércoles.

Un sondeo a casi 13.000 negocios en 70 países encontró que el 60% se benefició del trabajo de las mujeres en puestos directivos no sólo en materia de ganancias, sino también en creatividad y reputación.

Cerca de la tercera parte de las compañías encuestadas que promovieron la diversidad de género en cargos directivos registraron un incremento de sus resultados de entre 5% y 20%, un porcentaje que en la mayoría de las empresas osciló entre el 10% y el 15%.

Otra ventaja de contar con más mujeres en la directiva es que aumenta la contratación de administradoras a niveles alto, medio y bajo, explicó Jae-Hee Chang, una de las autoras del estudio “Las mujeres en la gestión empresarial: Argumentos para un cambio”.

“Lo que sucede en la cúpula permea hacia abajo. Tiene una relación y conexión con el rendimiento de los negocios”, dijo.

Pocas directoras y ejecutivas
No obstante estos hallazgos, a nivel global, menos de un tercio de las juntas de directores cuentan con un 30% de participación femenina, indica el análisis de la OIT.

Cuanto más arriba se mira en el directorio de una compañía, menos probable es encontrar el nombre de alguna mujer

“Es evidente que todavía hay menos mujeres en los altos mandos que en la fuerza de trabajo y que cuanto más arriba se mira en el directorio de una compañía, menos probable es encontrar el nombre de alguna mujer”, apuntó la directora de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, Deborah France-Massin.

Los datos nacionales de 186 países entre 1991 y 2017 muestran una relación entre el número de mujeres empleadas y el aumento de la producción.

En este sentido, France-Massin es optimista y espera que estos resultados sirvan para abrir los ojos de los empleadores.

“Es claro que las compañías deben revisar su equilibrio de género con el objetivos de aumentar sus ganancias, sus resultados positivos no dependen sólo de los recursos humanos, sino de la composición de éstos”, señaló France-Massin.

https://news.un.org/es/story/2019/05/1456451

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>